Facebook myTuner

Radio Cristiana

Estamos localizados en San Bernardino Estacion Educacional Comunitaria que opera para llevar un mensaje de Esperanza al mundo a travez del internet y por WSPL 1620 Am Estacion Sirviendo a la comunidad de San Bernardino , california Y Por superpotencialatina.com www.radiocristianacalifornia.com cubriendo el mundo
Dale click al player para escuchar la programacion


Estas palabras, con las que comienza la Biblia, presentan dos importantes verdades. Primero, “los cielos y la tierra”, o el universo físico, tuvieron un principio. Y, segundo, fueron creados por Dios (Apocalipsis 4:11).

Aunque la Biblia no dice cuándo creó Dios el universo ni explica cómo lo hizo, sí explica que él usó su inmensa “energía dinámica” y su impresionante poder para crearlo (Isaías 40:26).

La palabra “creó” viene de un verbo hebreo que solo se utiliza para describir algo que Dios hace. * En la Biblia, Jehová * es el único al que se le llama “el Creador” (Isaías 42:5; 45:18).

Jehová * les garantiza a sus siervos que les dará las fuerzas que necesiten para superar cualquier problema.

“Los que ponen su esperanza en Jehová recobrarán las fuerzas”. Dios les da fuerzas a todos los que confían en que él puede y quiere ayudarlos (Proverbios 3:5, 6). Y una manera de hacerlo es dándoles su espíritu santo o fuerza activa (Lucas 11:13).

“Alzarán el vuelo como si tuvieran alas de águila”. Las águilas aprovechan las corrientes de aire caliente, que se llaman térmicas, para elevarse y planear. Cuando encuentran una corriente de este tipo, extienden las alas y planean en círculos para elevarse. Van pasando de una corriente a otra, y esto les permite estar durante horas en el aire y consumir muy poquita energía hasta que llegan a su destino. Este ejemplo de la naturaleza nos ayuda a entender todo lo que puede hacer el poder de Dios para ayudar a una persona.

“Correrán y no se agotarán”. Los problemas de la vida pueden consumirnos tanto física como emocionalmente. Pero, con el poder de Dios, podemos seguir adelante. Ese poder nos da las fuerzas para hacer lo correcto, sin importar lo difíciles que se pongan las cosas. El apóstol Pablo, que pasó por problemas muy difíciles, dijo: “Tengo fuerzas para todo gracias a aquel que me da poder” (Filipenses 4:13).

“Yo soy [...] el camino”. Jesús es “el camino” que nos permite acercarnos a Dios de la manera correcta. Por ejemplo, al orarle a Dios, tenemos que hacerlo en el nombre de Jesús (Juan 16:23, 24). Gracias a la muerte de Jesús, los seres humanos podemos reconciliarnos con Dios y recuperar su amistad (Romanos 5:8-11). Además, con su ejemplo, Jesús nos enseñó cómo tenemos que vivir si queremos agradar a Dios (Juan 13:15).

“Yo soy [...] la verdad”. Jesús siempre dijo la verdad y vivió de acuerdo con esa verdad (1 Pedro 2:22). Cualquier persona que lo escuchara podía aprender la verdad acerca de Dios (Juan 8: 31, 32). Jesús también fue “la verdad” porque en él se cumplieron muchas profecías bíblicas; él hizo realidad las promesas de Dios (Juan 1:17; 2 Corintios 1:19, 20; Colosenses 2:16, 17).

“Yo soy [...] la vida”. Jesús entregó su vida para que las personas que demuestren tener fe en él puedan vivir para siempre (Juan 3:16, 36). Además, para los que han muerto, Jesús es “la vida” porque él los va a resucitar (Juan 5:28, 29; 11:25).

“Nadie puede llegar al Padre si no es por medio de mí”. La persona que quiere estar bien con Dios tiene que aceptar el papel tan importante y único que desempeña Jesús. ¿Cómo hace eso? Le ora a Dios en el nombre de Jesús, y así demuestra que reconoce la autoridad de Cristo (Juan 15:16). Y también acepta que Jesús es el único que nos puede salvar (Hechos 4:12; Filipenses 2:8-11).